SOCARE

Fuerteventura y el área sur de Gran Canaria tienen déficit de reumatólogos

Tal y como está reflejado en el Boletín Oficial del Estado (BOE)“la reumatología es una especialidad médica que procede de la Medicina Interna y que se ocupa del estudio de las enfermedades reumáticas, también denominadas «enfermedades médicas del aparato locomotor» o «enfermedades musculoesqueléticas». Están incluidas en el campo de la reumatología las enfermedades articulares, las del tejido conectivo, los problemas de columna vertebral, los reumatismos de partes blandas, las enfermedades del metabolismo óseo y el dolor no maligno del aparato locomotor”. La Sociedad Española de Reumatología (SER) aconseja que el Sistema Sanitario disponga de un reumatólogo por cada 40.000-50.000 habitantes.

Sin embargo, la isla de Fuerteventura no dispone de ningún reumatólogo para una población de 110.000 habitantes. El hospital de la isla sí dispone de otras especialidades como Alergología, Cardiología, Cuidados Paliativos, Dermatología, Digestivo, Endocrinología, Hematología, Medicina Interna, Geriatría, Nefrología, Neurología, Oncología Médica, Pediatría y Psiquiatría.

En Gran Canaria, concretamente en el CHUIMI (Complejo Hospitalario Universitario Insular – Materno Infantil), trabajan 6 reumatólogos para una población de 480.000 habitantes, por lo que como mínimo deberían contar con 9-10 facultativos especialistas. En el resto de áreas sanitarias de las Islas Canarias, la ratio de un reumatólogo por población oscila entre 34.000-47.000 habitantes.

El consejero de Sanidad de la Comunidad Canaria, D. José Manuel Baltar, ha sido informado por el presidente de la SOCARE de la falta de equidad en el acceso a la especialidad, en particular en el Área de Salud de Fuerteventura. La consejería tiene la responsabilidad de convocar plaza de reumatólogo allí donde hay déficit.